martes, 6 de diciembre de 2011

CAN


Hoy les cuento otra historia que hace tiempo tuve la oportunidad de conocer y me pareció sencillamente abrumadora. Trata sobre la peculiar aventura que día a día el 'Team Hoyt' -el equipo Hoyt en inglés- a la que se embarcan día tras día Dick Hoyt y su hijo Rick Hoyt.
Ryck padece una enfermedad desde pequeñito que le mantiene incapacitado para realizar diversas acciones como andar, correr, saltar... y va siempre acompañado de su padre Dick. A día de hoy todos conocen al equipo Hoyt como un ejemplo de superación, lucha, valentía y coraje envidiable. ¿Queréis saber por qué? Seguid leyendo...
Dick mostraba un interés especial sobre los maratones más conocidos e incluso participaron en el 'Ironman' o en otras palabras, los Maratones más duros que se pueden llegar a imaginar... compuestos de muchísimos Kilómetros. Fue entonces cuando el hijo le preguntó a su padre, '¿Papá, formarías parte en el maratón conmigo?' El padre respondió: 'Sí.' Fueron al maratón y lo completaron juntos. Padre e hijo fueron juntos a otros maratones, el padre siempre decía 'sí' a las solicitudes de su hijo de ir juntos en las carreras. Un día, el hijo le preguntó a su padre, ' Papá, vamos a participar juntos en el 'Ironman' ' El padre le dijo si tambien. El triatlón Ironman abarca un 2,4 millas (3,86 kilómetros) nadando en los océanos, seguida por una 112 millas (180,2 kilometros) paseo en bicicleta, y terminando con un 26,2 millas (42,195 kilometros) maratón a lo largo de la costa de Big Island. Ahora me gustaría que dejárais a un lado todo lo que estáis haciendo ahora mismo, y visualicéis este vídeo:



¿Qué tal? ¿Cómo te sientes ahora? ¿Crees que tienes razones ahora para quejarte de los "problemas" que tienes en tu vida diaria?
Esto es un claro ejemplo de superación, un más que evidente caso de motivación personal. Porque como Dick, todos "cargamos con problemas" que a veces son tan insignificantes al lado de éste que son capaces de cambiar nuestro estado de ánimo. Chicos y chicas, creo que es hora de tomarse la vida un poco más en serio y preocuparnos de lo que verdaderamente es importante. Dick supo disfrutar con su hijo corriendo miles de Kilómetros en diferentes terrenos. ¿Por qué no ibas a poder hacer lo mismo tú, dime?

Para hacer que los problemas sean insignificantes, sólo se necesita coraje, valentía e ilusión.

No te rindas

DADDY... I CAN

4 comentarios:

  1. Quee bonito nachito, en verda no te conozco pero muy bueno!!! Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias! De verdad te lo agradezco enormemente. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Después de leer esto y de llorar, sabré valorar la vida que tengo.Besos, admiro mucho tu blog.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que te haya emocionado tanto como a mí. ¡Gracias por el cumplido! Un saludo

    ResponderEliminar