lunes, 26 de diciembre de 2011

I have the ball, I pass the ball

Esta entrada está dedicada especialmente a mis amigos Futbolistas pero no negaré que puede llegar a motivar a todo aquél que realice un deporte e incluso personas que intentan superarse así mismo día tras día. Quisiera, para empezar, compartir con ustedes un vídeo motivacional que me parece extraordinario. Tanto la música como las personas que aparecen en él son excepcionales, opinen ustedes mismos:


Ahora, quisiera que leyéseis este fragmento sobre el Fútbol que me ha facilitado un compañero de equipo:
El Fútbol es un estilo de vida:
Los sábados me gusta salir te dicen unos. Los domingos me gusta dormir te dicen otros. Es mejor el fútbol sala te dicen tus amigos. No estamos nunca juntos te dice tu novia. Algunos dicen que nunca llegarás a nada, otros que los jugadores famosos de la tele son mejores que tú. Piensa en estudiar y trabajar te dicen tus parientes... Pero piensas por dentro y son... te ríes. Qué saben ellos de lo que significa el fútbol para mi. Qué saben ellos de la tensión y los nervios que no te dejan dormir un dia antes del partido. Qué saben ellos de los partidos que jugaste lesionado o enfermo. Qué saben ellos de lo que sientes cuando haces un gol y tus compañeros te abrazan desesperadamente. Qué saben ellos de las patadas y del dolor que provocan. Qué saben ellos de la impotencia que se siente cuando estás sentado en el banquillo de suplente. Qué saben ellos de lo que es ganar o perder un partido a 5 minutos del final. Qué saben ellos de lo que estás pensando mientras estiras 10 minutos antes del partido. Qué saben ellos de los codazos que recibiste, de las patadas que dan y de las veces que nos levantamos una y otra vez. Qué saben ellos lo feo que es estar parado por una lesión. Qué saben ellos de las duchas de agua fría que te diste. Qué saben ellos de lo que amas este deporte. Tierra, césped, caucho... 10 personas contigo, 11 contra ti del otro lado, gente animándote y gente insultándote, un balón y un silbato largo y seco... Esta es nuestra vida, ellos hablan y hablan pero tú los miras, te ríes y no paras de preguntarte: ¿Qué saben ellos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario