miércoles, 21 de diciembre de 2011

Todo es injusto.

Dedicado a SSS, mi gran amiga:
Comienzo mi primera reflexión en el Blog con la frase 'Todo es injusto'. ¿Qué os transmite? ¿Es cierto esto? ¿Qué opinas?. Seguramente los argumentos de tu respuesta se basarán en el estado de ánimo en el que en este instante te encuentres. Yo sinceramente, pienso que la vida es injusta. Pagan los más humildes mientras los más cabrones se salen con la suya. No nos damos cuenta de la auténtica realidad de la vida hasta que un hecho trágico nos pega la bofetada cuyo significado viene en letras con lucecitas intermitentes y parpadeantes: 'Espabila subnormal, la vida son 3 días y vamos por el segundo, dibuja una sonrisa para el mundo'.
Y eso es así, aún no valoramos lo que tenemos, aún no somos conscientes de toda la pobreza que existe actualmente en el mundo y de lo privilegiado que nos sentimos todos y el primero éste que se sitúa tras este teclado. Sin embargo prefiero no entrar en ese famoso tópico de pobreza cruel pero a la vez real que conmocionaría hasta el más recóndito sentimiento de odio.
Hoy he sido testigo de una etapa de la vida, dura al fin y al cabo, pero forma parte de la vida. Tenemos que asumirlo porque tarde o temprano, también pasaremos por ahí todos y cada uno de nosotros. La verdadera cuestión que hoy tenemos que aprender es ¿por qué tienen que pasar cosas así para darnos cuenta de lo importante que es la vida?.
¿Qué es la vida? Va, contéstate a ti mismo, si es que puedes. La vida puede adquirir diferentes acepciones pero si en algún momento han de coincidir los argumentos debe ser como primer significado la palabra DISFRUTAR.
Y eso es algo con lo que ni se nace, ni se hace mientras crecemos. Es algo que debemos asimilar, algo que tenemos que darnos cuenta lo más rápido posible. ¿De qué servirá sufrir si más tarde tendrás que irte...?Que todos tenemos problemas en esta vida es un hecho innegable, y que algunos tienen problemas mayores de los que preocuparse que otras personas también. Todo lo que no mata, te hace más fuerte, sólo tienes 2 opciones a elegir: O te hundes en tu tristeza y no logras salir del agujero o levantas la cabeza y le echas un par de huevos. Tú decides.


Carpe Diem

Nacho Liaño

No hay comentarios:

Publicar un comentario