viernes, 16 de marzo de 2012

Cuando el Fútbol no lo es Todo.

ÁNIMO ABIDAL.


Lyon (Francia) fue la ciudad elegida para ser testigo del nacimiento de uno de los Futbolistas con mayor corazón de la historia del Fútbol Mundial. Concretamente fue el 11 de Septiembre de 1979 cuando dio a luz el hombre que forma parte del mejor equipo de Fútbol de toda la Historia que ha practicado el deporte Rey en un terreno de juego. Se trata del Lateral Izquierdo del FC Barcelona y tiene diversos apodos; algunos lo llaman 'La flecha gala', otros más discretos 'El Keniata' y sus más íntimos prefieren dejarlo en un sencillo y escueto 'Abi'. Esta entrada está dedicada a Eric Abidal, el Futbolista que en estos mismos instantes está jugando el partido más importante de su vida. El 15 de Marzo de 2011, el FC Barcelona en un comunicado anunció que a Abidal se le había detectado un tumor en el hígado, perdiéndose posiblemente el resto de la temporada. El 2 de mayo el club anuncia su vuelta a una convocatoria, para el partido de vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones, ante el Real Madrid, encuentro en el que disputó unos minutos, siendo ovacionado por la afición barcelonista en su salida al campo y manteado por sus compañeros tras el pitido final del árbitro.
Justo un año después de la detección del tumor y tras ser intervenido posteriormente, es decir,
ayer día 15 de marzo de 2012, el FC Barcelona informa a través de un comunicado que Eric Abidal será sometido a un trasplante de hígado durante las próximas semanas. El vestuario, en especial su entrenador Josep Guardiola y sus compañeros se han volcado con el Francés. Y aunque muchos de estos futbolistas que comparten escudo con 'Abi' afirman que es Eric el que los anima a ellos, la noticia de tener que ser intervenido quirúrgicamente ha significado un duro golpe para el vestuario blaugrana. Muchos especialistas en transplantes
llegan a dudar sobre la posibilidad de que Eric Abidal vuelva a vestirse de corto de forma profesional el resto de su vida.
Con 3 hijas y una esposa que le esperan tras los entrenamientos día a día en casa, Abidal se ve arropado desde el amor más íntimo y familiar hasta el cariño que le tienen sus seguidores. Desde aquél más desinteresado que escribe estas líneas hasta aquél aficionado que cada Domingo se dirige al Camp Nou para verlo disputar algunos minutos. Por ello me gustaría bajo mi humilde opinión mandarle la mayor de las fuerzas y dejar en constancia el cariño más sincero deseándole suerte para que tarde o temprano logre conseguir una recuperación sana y permanente quele permita al Francés seguir cumpliendo su sueño desde pequeño, jugar al Fútbol. #AnimoAbidal


No hay comentarios:

Publicar un comentario