lunes, 12 de marzo de 2012

Le tengo tanto cariño

Esta noche me gustaría deleitaros con un toque flamenco de parte de mis paisanos los 'Ecos del Rocío'. Se trata de una Sevillana que personalmente considero muy especial y a la que le tengo un indudable cariño. Su nombre, 'Señora' va dedicada desde el más íntimo respeto a las Abuelas, aquellas mujeres que dan todo por sus familiares y amigos. De la misma forma, son aquellas a las que les debemos estar tan agradecidos sólo por la humilde labor que día a día realizan con la única finalidad de encontrar la felicidad en aquellos que la rodean. Con todos ustedes... "Los Ecos del Rocío - Señora."



A su vera soy un niño ¿Cómo andamos de salud? Le tengo tanto cariño Quisiera hablarle de tú


Para todo el mundo eres la "vieja" Te llamas Rosa, Manuela Rosario, Regla o Pilar Tu vida es una novela Que anda buscando el final


No me empiece a contar Señora de aquellos tiempos Del lavadero y la cal Hay que hacerte un Monumento Y nadie te ha hecho nada



Tienes la gloria ganada Dolores, Ana, Maria Carmen, Concha o Soledad Qué guapa estás todavía Con tu cara escamondada



No hace falta preguntarte Ni tu nombre, ni tu edad Déjame que yo le cante A tus manos arrugas



Nunca fueron a la escuela Apenas saben de cuentas Ni aprendieron a jugar Tus manos son dos leyendas Y nadie te ha dicho nada


Tu vida fue siempre igual De algofifa y escalera De rodillas encalladas Tus manos son para cogerlas Y besarlas sin parar.



Tu nombre suena a verdad Teresa, Juana, Josefa Rafaela o Caridad Déjame ver la belleza De tus manos arrugadas


Trae la guitarra compadre ¿A quién le vas a cantar? A los pechos que una tarde Me hartaron de mamar




Ella quiso amamantarme Que no podía mi madre ¿Cómo le voy a pagar? A alguien que quiso darme de su hijo la mitad



El campo te vio luchar De algodones y olivares De vendimia y arrozal Tú que siempre te aviaste Con los flecos de un jornal



Seca tus ojos mujer Milagros, Paca, Rocío, Candelaria, Isabel Quién se quedara dormido En tus pechos otra vez



Señora me da dos besos Que no la quiero cansar Le agradezco el consentimiento Para poderla tutear


Ni la sonrisa pintada Fue su marido y sus niños Su único capital Usted vivió con cariño Su vida para los demás

Qué mas me puede contar Señora de aquellos tiempos Del lavadero y la cal Hay que hacerte un Monumento Y nadie te ha hecho nada



Señora que guapa está Consuelo, Antonia, Luisa Mercedes o Trinidad Gracias por darle la vida

A quién no la olvidará.

Los Ecos del Rocío

No hay comentarios:

Publicar un comentario