sábado, 28 de abril de 2012

"..

Dani estaba enamorado de mí; lo sabía desde que nos vimos la primera vez. Mi madre me enseñó desde pequeño a aceptar que los sentimientos que sentían por nosotros otras personas, aunque no los correspondiéramos, eran importantes.
- Debes comprender que ese amor no deseado, ese deseo no correspondido, es un gran regalo que te hacen - me dijo en un largo viaje en tren entre Barcelona y París-. 
No lo desprecies simplemente porque no te sea útil..."

                                                        
 Albert Espinosa
En su libro: 'Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tu y yo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario