jueves, 12 de abril de 2012

Nací para ser contigo

¿Creéis en el amor a primera vista? ¿En ese choque de miradas en el que las almas de ambas personas caen desnudas y frágiles como el cristal? ¿Esa situación de auge emocional, sensación de júbilo pasional, acompañada de un gran sentimiento de atracción? Lo triste se produce cuando eres tú el único que te enamoras durante ese flechazo y como es lógico, no es correspondido. Alguien dijo alguna vez que había amores que mataban, letras de coplas recitaban que eran para siempre, muchos otros de una sola noche... pero también había amores imposibles. Hoy le canto a ese amor, al amor loco, amor de mi por vos y de vos por otro. ¿Por qué enamorarse es una enfermedad cuando sólo sufrimos? ¿Pero podemos catalogarlo como lo mejor que hemos conocido nunca cuando somos felices con él? Necesito una respuesta ante tanta bipolaridad. Tu amor hace libre a este loco enamorado. Pero aquí puedo seguir esperando tu llamada, sigo contando segundos cavilando sobre si se producirá algún día un amago de atención hacia mí. Tantas dudas sin respuesta que aún busco una salida a este camino que señalo con piedras para un día volver y no perderme... aunque ya estoy perdido.

Rojo atardecer que se funde con las nubes
Invisibles por la claridad que cunde el cielo
Hoy los pájaros dirán hasta dónde subes
Allí bajarte será mi mayor anhelo
Nada nos pondrá fin
Nadie nos impedirá este duelo
Ahora sé que no soy nada sin ti

Y para qué mentir, si te quiero.
...

Nacho Liaño

No hay comentarios:

Publicar un comentario