lunes, 16 de abril de 2012

Vale la pena.

Rompí a llorar. Me encanta esa expresión. No se dice rompí a comer o rompí a caminar. Rompes a llorar o a reír. Creo que vale la pena hacerse añicos por esos sentimientos. 
Albert Espinosa
En su libro: 'Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tu y yo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario