sábado, 28 de abril de 2012

¿Y qué pasa con...?


Un equipo formado por canteranos casi en su totalidad o de la región de la cual se caracterizan. Hablo de un juego exquisito, un maestro entre ellos que iluminan el camino a estos Leones con botas de fútbol. Quizás una afición que se desvive por sus colores en La Catedral de los Sueños, un esférico que se pone en juego y deja en vilo a un país entero. Hablo de un equipo que ha logrado con la menor de las inversiones el mayor de los sueños... del cual aún no se han despertado: una final Europea y una final de Copa. Un genio a sus espaldas pero horas y horas de trabajo táctico, técnico y sobre todo humano/personal que convierte a este Athletic de Bilbao en uno de los mejores equipos de la actualidad. Una plantilla que fue siempre caracterizada por su rudeza, su carácter y su agresividad en el juego que ha sido intercambiada por una intensidad de clase, un despliegue enorme de calidad y una efectividad indescriptible. Es la hora de que Marcelo Bielsa proporcione los últimos toques para colocar un broche rojiblanco en San Mamés a este magnífico año. Es la hora de dejarse la garganta, sin importar el dialecto, animando al equipo y vibrando en la grada. Es la hora de morir con la camiseta del Athletic, la hora de dejar caer esa última gota de sudor y alguna que otra más de sangre. Sólo ellos son capaces ellos de conseguirlo.

Es la hora de que ruja el León.

No hay comentarios:

Publicar un comentario