lunes, 28 de mayo de 2012

Va por ti.

Esto lo escribí en el día de mi 18 cumpleaños. Un 3 de Mayo vine al mundo, un 3 de Mayo se la llevaron. 
Va por ti, Yaya:



Dios quiso que fuera Mayo

Dios quiso que fuera Mayo
para alejarla de mi vera
otro año echándola de menos
cuando apareces, Primavera.

Isaac Peral fue testigo
de todos tus logros, tus hazañas
sonrisas y felicidad,
momentos de migraña.

Se te inundaban los ojos
las lágrimas caían
cuando tus nietos, de pequeños
al mirarte sonreían. 

Hoy somos mayores abuela
espejos de tus actos, de tus besos
hoy no te tenemos, aunque duela
pero pactamos miles de recuerdos.

Ya es la mayoría
y no puedo evitar el lamento
al no tenerte al lado mía
ni demostrar mi sentimiento.

El mismo día, tercero
de un mes de luz y flores
otro año, por cierto
sin ver pasear a tus Dolores.

Ese pelo carmesí
esos labios cuyo anhelo
fueron lugar especial
nuestro más particular cielo

Siempre agradecí tus comidas
rectifico, pues eran manjares
¿quién hace mejores filetitos, 
esas albóndigas a pares?

Asomados al balcón
en las butacas balanceados
llevados por tu emoción
de tu sonrisa enamorados

Esa sonrisa imborrable
ese cariño desbordado
un amor inolvidable
repartido entre 7 hermanos

Quizás no me alejé de ti
quizás te siento, aquí, conmigo
quizás siempre fue así
hoy pongo a Dios por testigo.

Y que aunque ella nos dejara
para quizás jamás regresar
mi corazón nunca de ella se separa
porque con ella aprendí a amar

Te alejaron de mí, sin previo aviso
una llamada que congeló el tiempo
yo iba a recibir un beso
y me llevé el mayor lamento

50 días por delante
50 días lo permitiste
hasta en tus últimos instantes
una sonrisa ofreciste

Te privaron de disfrutar
la madurez de tus pequeños
casi hombres de respetar
de los que ya fruncen el ceño

Hoy te habla tu nieto, abuela
ese que fue siempre pequeño
hoy te prometo, abuela
cumplir mi más ansiado sueño

Y aunque no estés a mi lado
para poderlo vislumbrar
se que desde el cielo te tengo
y que pendiente vas a estar

Esa sonrisa infinita
no hay, no las hay más buenas
que el amor y cariño
de mi abuela Filomena

Tantas ganas de verte
Esperando un nuevo beso

QUe hasta el ser más inerte
Intenta alzar el vuelo
Eres tan grande Yaya
Rozaste la perfección
Optar a un mañana sin ti, difícil elección

Y un día más sin ti
Ahora me quema aún más
Ya sabes abuela, soy así
A ti que te voy a contar

Y no es más infinito este amor
por ello lanzo un beso al cielo
aunque me queda el dolor
de no poder decir te quiero.

Nacho Liaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario