lunes, 28 de mayo de 2012

Levántate todos los días con el pie derecho.


Hoy os vuelvo a traer una nueva historia de superación. Eduardo Varcárcel creció con una minusvalía que marcó su vida desde muy pequeño. Cuando apenas tenía dos años, sufrió un accidente que le costó la pérdida de una de sus extremidades. Aquel incidente lo cambió todo para siempre. Después de más de 20 años luchando, le escogieron para dirigir la Escuela de Fútbol de la Federación Española. Él mismo, a través de sus palabras, demuestra que es un ejemplo no sólo para sus jóvenes promesas, sino para todas las personas que luchan por algo y sólo ven obstáculos en su lucha. Él tuvo que luchar el doble, y como consecuencia de su trabajo, obtuvo su recompensa. ¿Lo más importante de la historia? 
Eduardo Varcárcel es feliz con lo que hace y por lo que es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario