martes, 26 de junio de 2012

Es una sensación...



...que tenía. Apretaba bien, en el esófago, pero miraba y no llevaba cinturón ni prenda alguna que oprimiese mi respiración. No importa, ya estaba acostumbrado, me pasaba cada vez que te abrazaba. Recuerdo que no podía ni caminar en línea recta. Pero de repente te da, por volverme a buscar... parece que yo te hice falta de más, que no fuiste feliz con tu otra mitad. Pero se te olvidó, que al marcharte de aquí, yo quedé igual que tú... libre para elegir. Quizás no me entendiste al igual que yo no te entiendo ahora. ¿Un simple problema de comunicación? No lo creo. Creo en el destino y todo ha ocurrido por una razón. Quizás tachemos erróneamente al tiempo de caprichoso cuando las personas somos realmente las que jugamos con él. No es justo. Otra vez... Quien se va sin ser echado, vuelve sin ser llamado. Nunca cobró tanto sentido esa frase en mi vida, y es que a veces lo que queremos está tan cerca que cuesta verlo. Los sentimientos siempre tan egoístas con nosotros mismos, parece que estaba claro que no estábamos hechos el uno para el otro. O eso nos dieron a entender, apareciendo como un sueño en el que desperté, en el mejor momento, volviste a aparecer... para no volver. Cuando quieras algo, aférrate a ello si tienes la oportunidad, si parte de tu felicidad reside ahí... no lo dejes escapar. Decir es fácil, hacer es algo más complicado pero no hay cosa más peligrosa que sentir sin estar preparado. Vive tu vida, tú que puedes y eres afortunado; ya sufrirás las lluvias, gozarás de días soleados. No me preocupa el lamento, porque aún me queda tu recuerdo, una historia inolvidable... por si algún día te pierdo.
Y mañana quién sabrá... 

Y hubo alguien, que mientras tú vivías tu vida, mundo aparte; se encargaba de la mía con coraje y logró conquistarme. Y ese alguien, una noche de locura interminable... le entregué mi cariño, mi cuerpo, mi alma, mi mente y mi ser... como tú, ya lo sabes.


And I can't believe that it's over. [Pero estas edades son muy malas, tú lo sabes mejor que nadie.]

Nacho Liaño

No hay comentarios:

Publicar un comentario