jueves, 5 de julio de 2012

Buenas noches Príncipes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra.

Cada vez que veo una película, si es de grata sorpresa, decido investigar sobre ella: Reparto, año de producción, banda sonora... me encanta. ¡El séptimo arte despierta en mí una gran inspiración gracias a los secretos que se esconden tras cada estudio de grabación, tras cada compositor, tras cada guión! Es por ello por lo que nuevamente me dirijo hacia vosotros, ávidos lectores, para demostraros como en tan sólo 120 minutos se consigue emocionar a un espectador con una mezcla de algarabía, belleza verbal (y física), música y sobre todo esa guinda del director, guionista y productor que consiguen hipnotizar a la persona que tenga el honor de disfrutar del largometraje.
'Las Normas de la Casa de la Sidra', así se titula la película que os acerco hoy. Datada del 1999, trata de numerosos valores aplicados a la vida en situaciones muy verosímiles que no dejan mal sabor de boca al ver la forma en la que transcurre el film. Familia, Amor, Cariño; sería injusto calificar con estos conceptos la película que se os dibuja a continuación, puesto que engloba infinidad de emociones al unísono... y de este sentimiento nace mi recomendación cinéfila.


Sinopsis:
Al hospital St. Cloud´s se acercan muchas parejas o mujeres solas en situaciones desesperadas, dispuestas a abortar o abandonar a un hijo no deseado, que ponen en manos de un médico modélico, el doctor Larch. Éste siente un cariño especial por Homer Wells, su pupilo, al que transmite cuanto sabe de medicina. Homer, sin embargo, no comparte sus criterios sobre el aborto, y cree que necesita crecer fuera del hospicio y conocer mundo. La ocasión se le presenta cuando una joven pareja acomodada hace su aparición con la intención de abortar. Homer abandona con ellos el hospital y consigue trabajo como recolector de manzanas junto con unos temporeros negros. En la casa de la sidra donde se aloja conocerá el amor, pero también que las verdaderas normas que rigen nuestra vida sólo puede dictarlas el corazón.


Tráiler: 'Las Normas de la Casa de la Sidra.'

Tobey Maguire con el pequeño Erik Per Sullivan
Inspirada en la novela de John Irving, 'Buenas noches Príncipes de Main, Reyes de Nueva Inglaterra', personalmente me ha parecido una película fantástica. Una película muy completa en todos los sentidos. En cuanto al reparto, encontramos como principales destaques a un ambicioso y encantador Tobey Maguire (más conocido como el hombre araña); una Charlize Theron despegando hacia la fama y a un Michael Caine magistral, a su nivel... siempre tan alto. Como pequeña anécdota encontramos también al pequeño Erik Per Sullivan, más conocido como el pequeño de los hermanos de la famosa serie televisiva Malcom, cuyo papel es el de huérfano enfermo de bronquitis en St. Cloud.

Michael Caine (Sr. Larch) y Tobey Maguire (Homer Wells)
 Por otro lado, en la Banda Sonora hace mella Rachel Portman. Estupenda. Rozando la perfección, esta mujer que supera la mitad de siglo de vida, consigue estremecer al público con una melodía fenomenal en diferentes puntos del largometraje. Utilizada en diversos momentos por parte del ingenioso director, otorgan a la película mayor realismo, y a la vez un idealismo fascinante que atrae al espectador de forma brillante.


2 comentarios:

  1. Buenos dias, tus comentarios me parecen acertados, y los comparto casi al completo, pero no cambies dos veces el nombre a michael caine. Llamarlo david caine y posteriormente jhon caine es de pena capital. Lo siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es un fallo para casi cerrar el blog! No sabes cuánto lo lamento. Entiendo totalmente tu indignación... Ya está correctamente modificado. Un saludo y gracias por la rectificación.

      Eliminar