jueves, 26 de julio de 2012

¿Para qué?

A continuación voy a exponer mi opinión, sobre el tema que acaece sobre el jugador gaditano, Jaime Sánchez, respecto a su futuro y las personas de alrededor que pretenden influenciarle en el mismo. No pretendo buscar ningún tipo de conflicto con nadie; por ello desde aquí lanzo un mensaje de disculpas a todo aquél que se sienta ofendido al leer las siguientes líneas. Aun así considero que están escritas desde mi más sincero respeto.
Mi opinión es posiblemente criticable pero certeramente respetable.
Hoy he probado el triste y amargo sabor que dejan algunas palabras y pensamientos en forma de dura crítica dirigidos exclusivamente a un joven, de 17 años, cuyo único deseo es darle patadas a un balón.
Jaime Sánchez, jugador del Cádiz CF, se encuentra en uno de los momentos más especiales de su vida. Uno de los mejores equipos del mundo, el Real Madrid, quiere hacerse con los servicios del central gaditano. Sin embargo, la política de cantera que lleva el club cadista dificulta el cambio de campo de entrenamiento del Rosal a Valdebebas. Pero, al margen de todos estos asuntos burocráticos, deportivamente hablando el Cádiz CF ha dado el pistoletazo de salida a su Pretemporada y Jaime no está en sus filas, pues éste ha decidido no acudir a los entrenamientos del equipo amarillo. Este gesto de 'rebeldía' ha causado mucha contrariedad por parte de aficionados, medios de prensa y otras personas que no saben ni lo que es marcar un gol vestidos de corto.
Ahora, a todas estas personas, les dirijo la siguiente pregunta:
¿Para qué viaja Jaime, desde que ni si quiera apenas tenía conciencia, todos los días desde Chiclana hasta los alrededores de Puerto Real, con el objetivo de visitar El Rosal y salir al terreno de juego a demostrar lo que vale? 
¿Para qué se priva Jaime, en una sociedad juvenil en la que prima el exceso de moderación, de una noche que se augura fantástica por un entrenamiento o partido al día siguiente? 
¿Para qué Jaime creó su propio vocabulario, en el cual tan sólo se encuentran términos de la talla de 'Compromiso' 'Ilusión' y 'Humildad'?
¿Para que unos ignorantes, que ni siquiera saben lo que es jugar al fútbol pues nunca se vistieron de corto, u ocultan su identidad bajo un pseudónimo, o anteponen la cartera a la cantera o únicamente pretenden llenar sus tristes vidas influyéndole de forma negativa, pues éstos nunca tuvieron una razón siquiera para luchar por lo que más deseaban?
Lo lamento mucho, pero no voy a permitirlo.
Jaime ha luchado toda su vida por conseguir un sueño, al igual que muchos, y la diferencia entre la vida de él y éstos es que Jaime está apunto de lograrlo.

Jaime juega y entrena al fútbol desde que nació para que un día tuviese la oportunidad que hoy se le presenta.

Fernando Torres, 'El Niño', así le apodaba yo por el parecido físico que encontraba entre éste Futbolista y el Chiclanero, por eso Jaime, no te voy a decirte nada que no sepas ya...
Hoy, querido Jaime, ya no te hablo quizás como compañero de equipo. Como un día fuimos. Tampoco lo hago quizás como amigo, aunque de hecho así somos. Esta vez quiero dedicarte estas palabras como amante del fútbol que me considero, y porque en miles de jugadores que he visto, no hay ninguno en absoluto que se compare a ti. No voy a definirte, los que te conocemos bien sabemos cómo eres dentro y fuera del terreno de juego. Lo que hay fuera está de más. Hay miles de personas que saben más de Fútbol que yo, pero nadie conoce verdaderamente a un jugador hasta que entrena día tras día, conoce sus virtudes, ve como aprende de sus errores. Día tras día, entrenamiento tras entrenamiento, balón tras balón... Me gustaría que todos aquellos que te critican hicieran lo mismo que yo un día tuve la oportunidad de hacer. Que te vean entrenar, conozcan superficialmente la vida que llevas y después, sólo después, que hablen.
Desde aquí, como ya sabes, te deseo toda la suerte del mundo. 
No olvides nunca quién eres, de dónde vienes y que siempre habrá quien quiera verte, y quien quiera verte caer. 
Siempre tuviste algo de lo que muy pocas personas pueden enorgullecerse de poseerlo, la capacidad de ponerse límites a sí mismo. Si quieres, llegarás a lo que te propongas, pero bueno; no voy a decirte nada que no sepas ya...

Nacho Liaño

8 comentarios:

  1. muy buena entrada y en la mayoria tiene razonn pero nacho la directiva ha cambiado y por lo que se ve gaucci si tira de cantera en eso es en lo unico que te puedo corregir , buena entrada

    ResponderEliminar
  2. Es gratificante ver la vida de un deportista y la la ilusion que tiene por conseguir una futuro mejor. Pero que me dices de un pequeño club que ha estado ofreciendo sus instalaciones, sus servicios y un sinfin de medios,,dentro de su modestia, para que un dia llegue un gran club y se lo quiera lleva ppor la misma cara, sin pagar unos derechos de formacion. Y no se le ocurre otra cosa que decirle al jugador que se ponga en rebeldia.¿Es eso justo? Posdata: Jaime piensatelo y reflexiona, y mientras lo haces deja de montar en moto, aunque sea de paquete. Esto no lo puede hacer un futuro jugador de Madrid...

    ResponderEliminar
  3. Yo no me escondo tras ningún anonimato. Pero si un jugador se ha formado en un club, si viene el Madrid a por él y el quiere irse, me parece muy bien, pero que pague, al menos los derechos de formación. Para mi este chaval no ha demostrado nada en el mundo del fútbol y por los 270.000e de derechos de formación lo llevaba yo mismo en el coche y lo dejaba allí en la puerta de Valdebebas.

    ResponderEliminar
  4. Comentario Nº 1: Ojalá sea así. La cantera deben ver hechos y demostraciones de que se confían en ellos. No más palabras ni promesas incumplidas.
    Comentario Nº 2: Totalmente de acuerdo en casi la totalidad de tu comentario. Pero que quede claro, que Jaime no va a entrenar no por decisión propia, sino por condiciones acordadas entre el club blanco y su representante. ¿Si es justo? Eso es ya otra historia...
    Comentario Nº 3: Totalmente de acuerdo en casi la totalidad de tu comentario. Únicamente me privaba de la parte 'no ha demostrado nada en el mundo del fútbol'. Aun así la respeto.
    Muchas gracias por dar vuestra opinión. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Soy Manu, el del comentario nº 2. Una person es responsable de sus actos. No puedes alegar que tu no entrenas porque tu representante no te deja. El representante trabaja para tí y tú, con su consejo, decides. O es que tienes tan poca personalidad que te escudas en un representante. Cuando contratas a un representante no tienes que hacer una cosa que va en contra de las normas de conductas que tu consideras acordes con tu conciencia o forma de actuar. Tu representante, tu abogado, tu padre, no deciden lo que tu debes hacer. aunque tengas 17 años.
    De todas formas, me parece de una desverguenza total lo que dices del acuerdo representante-club madridista. Asi los equipos grandes se cargarían la cantera de cualquier club y, por ejemplo, tú no tendrias donde practicar tu deporte, el futbol.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Manu!
    Creo que ha habido una malinterpretación por tu parte respecto a mi comentario anterior. Como ya te dije antes, estaba de acuerdo en casi la totalidad de tu comentario. Y reitero mis palabras, al decirte que la falta injustificada a los entrenamientos por parte de Jaime se deben a ese acuerdo representante-club madridista, como tú bien dices. Tan sólo me limito a informar, no opino en ningún momento y bien se ve reflejado en '¿Si es justo? Eso es ya otra historia...'
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Yo comprendo que se quiera ir al Madrid, por suspuesto, cualquiera querria irse. Pero no con esas formas, y menos con 17 años que tiene. Quien es es Jaime para que se niege a entrenar? Jaja por favor... Mas respeto, no solo al Cadiz, sino a los aficionados que le habian abierto la puerta y ofreciendole todo el cariño del mundo para que haga esto.

    Gaucci lo ha vuelto a decir hoy.. Jaime no va salir del Cadiz. Asi que nada, a desaprovechado jugar en el primer equipo. De vuelta al juvenil. Por listo. Bien que hace, un añito ahora puteado por haberse intentado tirarse la chuleria, y el año que viene con un lacito para Madrid. Total, si Jaime no es nadie todavia. Y en el Madrid sera menos aún.

    Una pena, pero se ha cerrado las puertas de Carranza el mismo negandose a entrenar. Esto a dolido, y creo que pocos aficionados ahora mismo les gustaria volverlo a ver vestido de amarillo.

    Que te vaya bien, Jaime. Y esperemos que nunca te de por querer volver. Aqui pintas poco.

    ResponderEliminar
  8. No se, yo he jugado al fútbol, he tenido oportunidades parecidas a las que tiene ahora Jaime, pero lo que nunca se me ha pasado por la cabeza es dejar de entrenar. Por varios motivos, primero por que el mismo cuerpo necesita entrenarse, se pierden hábitos, se gana peso, se pierde forma física, musculatura, que después derivan en lesiones. Segundo por demostrar en el campo lo que vale, no se puede uno decir que no entreno por que no me da la gana y enseguida decir que se quiere ir a otro equipo. Si esto es consejo del representante, por que cree que esto tensa la cuerda, es una equivocación como un camión, y lo digo por experiencia, nunca hay que dejar de jugar al fútbol, nunca dejar de entrenar, por que la cuerda se puede romper por el lado mas debil, en este caso el jugador, y la Federación es inflexible en estos temas, y puede perder un año tontamente, y sobre todo por las expectativas de jugar que tiene en el primer equipo. Además el madrid lo esperará un tiempo, después fichará a otro, para ello eso no es problema. Por desgracia Jaime no es un crack y no se volverán locos, si no que si pueden lo ficharan y si no otro.
    Y tercero nunca dejes de hacer lo que te gusta, y en este caso es jugar al fútbol, ni ahora con 17 años ni cuando tengas 50, el fútbol, es lo mejor , que hay, cuando uno se retira se echan de menos muchas cosas, los días a días de los entrenamientos, los compañeros, las risas, los partidos, los vestuarios, las anécdotas,...
    Piensa bien tu mismo lo que estás dispuesto a sacrificar, y que tu representante cobra del traspaso, eso te debe hacer pensar bien las cosas.

    ResponderEliminar