miércoles, 22 de agosto de 2012

'Un Lannister siempre paga sus deudas.'

Últimamente me estoy aficionando a una serie que es, probablemente, la más vista y seguida en toda España y EEUU, éste último su país de origen. Se trata de Juego de Tronos, inspirada en la obra de George R.R Martin, 'Canción de hielo y fuego', la considero como un maravilloso trabajo de reparto, frases fantásticas y una trama cautivadora con emocionantes cliffhangers que dan ese puntito especial a una serie que lo tiene todo.
Aquí os dejo una de mis escenas favoritas, perteneciente a la 1ª Temporada, capítulo 6: Tyrion Lannister se prepara para confesar sus crímenes ante Lysa y Catelyn Tully. Quizás se trate de uno de los momentos más cómicos de toda la serie estadounidense.


-Por dónde empezar, mis señores y damas? Sí. Soy un hombre vil, lo confieso. Mis crímenes y pecados son incontables. He mentido, engañado, jugado y putaneado. No se me da bien la violencia, pero sé como convencer a otros para que la ejerzan por mí. Querréis detalles, supongo.
A los siete años vi a una criada bañarse en el río, le robé la ropa, y se vio obligada a volver al castillo, desnuda y llorando. Si cierro los ojos, aún veo sus tetas dando tumbos. A los diez años llené las botas de mi tío de mierda de cabra. Al enfrentarme a mi crimen culpé a un escudero. El pobre fue flagelado y yo escapé de la justicia. A los doce años, me hice una paja en un caldero con un guiso de tortuga. Me masturbé en aquél guiso. Ordeñé al cabezón. Me hice una paja a dos manos en aquel guiso de tortuga, que creo que se comió mi hermana, o al menos eso espero. Una vez llevé un borrico y un panal grande a un burdel...
-¡Silencio! ¿Qué hacéis, enano?
- Es evidente mi señora. confieso mis crímenes.
- Se os acusa de conspiración y de asesinato.
-Esos crímenes no los puedo confesar -dijo Tyrion encogiéndose de hombros.- No sé nada de ningún asesinato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario