jueves, 25 de octubre de 2012

Desde que me pariste...


Hay gente que no lo sabe. Que va, la gente no sabe lo que tiene, o al menos eso parece; puesto que lo que parece más consuetudinario es, al final, lo más imprescindible de nuestras vidas. Cosas, personas y situaciones con las que nos damos de bruces todos los días... y debido a dicha rutina pasamos por alto la importancia que en ellas albergan. Y es que las personas de hoy día no saben valorar lo que día a día se les presenta: Ocasiones inigualables, personas inolvidables... Por eso desde que me pariste sé que hay ciertas personas a las que no les importa las decisiones que tomes, dado que te van a apoyar en todo lo que tú creas oportuno, siempre claro, que tú también respetes sus propias decisiones. Y es que este tipo de persona haría lo que fuera por ti, sin importarle el cómo, ni tampoco el cuándo.
 'Y si hace falta morirá a tu vera', tal y como dijo un buen día un dúo gaditano...
En la vida no todo depende de nosotros, y aceptando esta regla, hay cosas que se permiten... pero en algunos instantes uno no lo termina de aceptar. Aunque es tarde, por supuesto, que nadie olvide que el tiempo es lo verdaderamente importante en esta vida, ya que es lo único que se va y no vuelve, y junto a él las oportunidades. Hoy busco en su mirada perdida... pero no la encuentro. Nadie recuerda con sus gestos, su sonrisa, la mujer que fue. Ni siquiera ella. Es imposible llenar mi cabeza de recuerdos vagos y vacíos que apenas puedo conseguir si me concentro, aprieto fuertemente mi puño contra mi pecho y cierro los ojos. Ya todo eso quedó atrás, imágenes que se desvanecen a medida que han ido transcurriendo todos estos años, que han pasado volando... aunque me queda su presencia, el saber que ella siempre estará ahí. 

Piel morena, ojos marrones
y unos muslos preconcebidos
el amor hecho carne
transferido de la mujer, al hijo

Dime qué quieres que haga
que yo haré lo que me pidas
aunque a veces te olvides de mi nombre
pero el beso no se te olvida

Me conformaré con poder abrazarte
con poder ir a verte
lo trataré como un tesoro
pues no todo el mundo tiene esta suerte.

Que hoy te quiero más, si cabe... porque madre sólo hay una, y eso todo el mundo lo sabe.

Nacho Liaño

2 comentarios:

  1. Cambia el color de las letras Nacho, cuesta muchisimo leerlas y queda super triste el blog :) por cierto, amo tus textos :D

    ResponderEliminar