domingo, 18 de noviembre de 2012

Nos envidian.



Casi 110 años de historia, años llenos de emoción marcados por incesantes altibajos: Intercontinental, el año del Doblete... pero esto es diferente. Hemos llegado a una etapa en la que somos invencibles. 2 Europa League, 2 Supercopas de Europa... 4 títulos europeos en tan sólo 2 años y en este que se presenta hemos batido todos los récords y optamos al título Liguero, si soñamos un poquito, mirando de tú a tú al para muchos el mejor equipo de la historia, el FC Barcelona. Un tigre anda suelto por el Calderón, la garra y el coraje que tantos años hemos buscado... el Cholo nos la ha enseñado. Franjas rojiblancas y un escudo en el pecho por el que saltar al terreno de juego y morir por todas y cada una de las gargantas que vibran en el Manzanares. Ni siquiera nosotros nos esperábamos esto; ni tantos partidos ganados, ni tantos goles ni tanta felicidad.
¿El Pupas? Quedó en el olvido. Ahora estamos donde siempre merecimos estar por fútbol, por institución, por escudo, por afición y por el sentimiento Colchonero y es que... ¡Papá, está que se sale mi Atleti! Si se nos van los mejores delanteros europeos el Tigre viene a recoger melones y convertirlos en goles, si nos falta un lateral derecho reconvertimos 'al primer extremo que toque' y ya que está, que vaya a la Selección, si nos falta un atisbo de esfuerzo, traemos al Cholo con un par de Simeones. Si el Atleti está triste hoy no es por los resultados, ni tampoco por el juego, mucho menos por el desgaste físico al que se someten cada semana los jugadores, si los atléticos están tristes hoy es porque los rivales no ven ya al Atleti como al Pupas que fallaba en su defensa, no jugaba a nada y fallaba a portería vacía; digamos que... Nos envidian.

Nacho Liaño

No hay comentarios:

Publicar un comentario