viernes, 19 de abril de 2013

'El hombre vive en función del tiempo'.



Todos nos hemos hecho alguna vez aquella pregunta de: ¿Qué te llevarías a una isla desierta? Algunos responderían: Buena compañía y ron... mientras yo me llevaría un par de manguitos y un balón de fútbol y otros dedicarían la totalidad de su tiempo a escapar de ese fatal destino, como es el caso de Tom Hanks (Chuck Nolan) en su película Náufrago. Tanto si la habéis visto como sino os ofrezco la sinopsis de la que es, desde ya lo digo, una de las mejores películas que he visto del director Robert Zemeckis (que también dirigió la fabulosa 'Forrest Gump'):
Una vez llegado a la isla, Tom sólo posee el amuleto que le dio su esposa antes de partir.
Chuck cuenta todos y cada uno de los días en los que pasa en la isla....
Sinopsis: Chuck Noland, un ejecutivo de la empresa multinacional de mensajería FedEx, se ve apartado de su cómoda vida y de su prometida a causa de un accidente de avión que lo deja aislado de la civilización en una remota isla tropical en medio del océano. Tras cuatro años de lucha por la supervivencia, completamente solo en la isla, Chuck aprende todas las técnicas de subsistencia mientras sufre la tortura de la soledad. La solución: arriesgar la vida adentrándose mar adentro. 
...Y a medida que pasa el tiempo, él va transformándose, en todos los aspectos.
Aparte de poseer entre su reparto al magnífico Tom Hanks y una deliciosa Banda Sonora a cargo de Alan Silvestri, esta película cuenta con una trama de lo más original y los sucesos que ocurren durante la misma demuestran tener más mensaje del que parece a simple vista. La mezcla de música, sonido del mar y la actuación del estadounidense hacen un combinado perfecto para el espectador. El cual no se aburre en ningún minuto de la película. Un peliculón, vamos. A continuación os dejo el tráiler:

«..Porque mañana saldrá el sol. ¿Quién sabe qué traerá la marea?»



La obtención de fuego sin apenas recursos le resultó tan necesaria como útil para su supervivencia en la isla.

¿Qué tiene que ver esto con la lengua? 

Llegado un momento, Chuck mira de manera diferente la pelota de voleibol.
La razón de compartir esta entrada con vosotros tiene nombre pero no apellidos: Wilson. Así es, Wilson. Wilson es el único que permanece durante esos agonizantes cuatro años a la vera de Chuck Nolan. Wilson no es una persona cualquiera, qué va. Wilson es un balón de voleibol. Chuck y Wilson tienen que aprender a convivir juntos y el actor estadounidense debe establecer en más de una ocasión un monólogo (dado que el balón no habla, lógicamente) con la pelota. He aquí la curiosidad de la película y a la vez una de las fascinaciones de la misma. El paso del tiempo en aquella remota isla cala en Chuck no sólo en la dificultad de supervivencia, sino también en la falta de comunicación y facultades de relación. Él está solo en la isla, y como no puede hablar con nadie, pierde gran parte de esa capacidad de relación con los seres humanos. Digamos que es una experiencia que le cambió la vida. Atención Spoiler (no leas esto si no has visto la película): En una primera parte de la película Chuck se caracteriza por ser una persona a la que no le gusta para nada perder el tiempo y, como buen planificador que es, habla y organiza todos los asuntos de su empresa distribuidora. Sin embargo tras ese duro percance, esos cuatro amargos años sumidos en la soledad le hacen cambiar de manera drástica su forma de ser y de interactuar con la comunidad de hablantes. Se vuelve tímido, comúnmente conocido como 'de pocas palabras'... y en cuanto a la comida, la forma de hacer fuego, todo lo valora mucho más. Esto se debe a la falta de recursos que tenía en la isla, la cual no le permitía tener los avances que hay hoy día. Es otra de las maravillosas escenas de esta gran película. ¡La recomiendo enormemente!
Por último comparto con vosotros parte de la magnífica Banda Sonora de 'Náufrago', del antes citado Alan Silvestri. Una obra maestra.

«..No nos permitamos el lujo de perder la noción del tiempo.»
Chuck Nolan

No hay comentarios:

Publicar un comentario