miércoles, 17 de abril de 2013

"El valor que le otorgamos a las personas depende del esfuerzo que hagamos en conseguirlas".

Hubo una vez un Colombiano que desde chiquito siempre quiso ser futbolista. Su nombre era Radamel Falcao García y poseía un talento innato para marcar goles. Potenció sus virtudes y trabajó sus defectos. Con el trabajo y la suerte, le llegó su recompensa, le llegó su oportunidad al Fútbol de élite. Pero de las calles a un campo de fútbol profesional hay un camino tan largo y difícil de recorrer... 
Aquí os dejo el Informe Robinson de Radamel Falcao. Como siempre, Michael y sus reportajes brillan sobre todos los trabajos deportivos que publican hoy día. ¡Que lo disfrutéis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario