viernes, 7 de febrero de 2014

Firma Invitada Nº 5 - 'El Inspirador'.

¡Hola a todos, Inspiradores! 
Nuevamente me dirijo a vosotros con una de las novedades del Blog desde finales de 2013, la #FirmaInvitadaLIEP. En esta ocasión el protagonista de la misma que a continuación os voy a presentar es un gran amigo mío. Fue testigo directo de mi etapa durante el bachillerato en la que pasamos dos años maravillosos (uno de ellos compartiendo mesa) y llevándonos consigo miles de anécdotas, frases y vivencias para el recuerdo. He de admitir que Seve sabe cosas que ni yo mismo creí que algún día contaría. Digamos que es una de esas personas que por pocas veces que lo vuelva a ver sé que confiar en él no fue un error, pues hay personas que con sólo verlas sabes que puedes confiar en ellas. Hoy me sonrojo tras ver lo que me ha dedicado tanto a mí como a mi Blog, puesto que él vivió conmigo su nacimiento. Os dejo con Seve, la mente más privilegiada que he llegado a conocer, ¡que lo disfrutéis!
Un día cualquiera de la semana pasada, el humilde servidor al que usted, querido lector, está leyendo, se encontraba un tanto lúgubre y taciturno cuando recibió un mensaje del creador de esta web. Me dispuse a conversar con él cuando me ofreció ser, por un día, el protagonista de LIEP en su nuevo espacio “Firmas invitadas”.
Sorprendido por la propuesta y sin dudarlo un segundo, acepté escribir estas líneas para todos ustedes, y, viendo que el autor ha plasmado y reflexionado sobre tantos y tantos temas, hoy me gustaría hablaros sobre este colchonero y mi relación con él.
Corrían otros tiempos (septiembre de 2010 para ser exactos) cuando me dispuse a iniciar mi andadura por el Bachillerato. Sin duda, iba a ser un año de cambios puesto que dejaba atrás la ESO para iniciar mi preparación de cara a la anhelada universidad. Entré en clase un tanto obnubilado dado que conocía a muy pocos de los que estaban allí. Fue entonces cuando me vi por los pasillos a un extraño individuo intentando por todos los medios cambiarse a mi clase. Y lo consiguió.
Aquel ente se instaló en mi aula y poco tiempo después comenzaría una gran relación entre él y yo (obviamente amistosa). Desde entonces, compartimos infinidad de momentos extraordinarios durante dicha etapa pre-universitaria, llegando a ser mi compañero de mesa durante 2º de Bachiller.
Y qué decir sobre este tío. De él me he cachondeado innumerables veces durante ese periodo por su particular manera de escribir y porque en clase se quedaba dorm….bueno, le entraban lo que él mismo denominó “microsueños” que hacían que, por ejemplo, una profesora observara anonadada cómo esta singular persona caía estrepitosamente dormido en una de sus explicaciones. Y qué decir de su devoción por las matemáticas (nótese la ironía). En fín.
Compañero de trabajos de clase, de risas y de historias, esta persona apasionada del periodismo y del fútbol se propuso realizar una blog donde plasmar pensamientos e inquietudes. Las bromas cayeron pronto por mi parte, pero “La inspiración entre palabras” no tardó en dar a luz. Bajo mi humilde juicio, puedo decir que soy uno de los pocos que siguió de cerca la eclosión de este blog. Todos recordamos al pajarito de twitter, cuanto menos, “porculero”, pero sobre todo cuando se puso en la piel del hijo de Antonio Puerta y escribió un emotivo homenaje a la zurda de diamantes.
Estoy seguro de que el autor de este blog se está riendo leyendo mis palabras, o al menos, esbozando una sonrisa. Curiosamente esto es lo que le caracteriza: siempre sabe sacar una sonrisa a cualquier persona. Sabe anteponerse ante los retos más difíciles, prueba de ello está en su paciencia para poder entrar en Periodismo, su ilusión desde pequeño. ¿Quién es capaz de poner en duda su ineludible capacidad de escritura y expresión? Es de admirar las aptitudes innatas que dicho ser tiene para triunfar en el mundillo periodístico.
Este chaval tiene algo que hace ser querido por todos. Quizás por poseer un cóctel de virtudes que lo hacen ser una persona extraordinaria: empático, humilde, trabajador, simpático, gracioso, amigo de sus amigos…entre muchas otras. Los que lo conocen bien saben de sobra de lo que estoy hablando, y posiblemente coincidan conmigo.
Probablemente el único que entenderá con todo detalle este texto sea este singular chico; en cambio, a ti querido lector, espero haberte hecho reflexionar un poco sobre los momentos vividos con esta persona, (como decía un antiguo profesor nuestro) Ignacio Liaño. Síganlo muy de cerca, estoy seguro de que va a llegar lejos, muy lejos.
Creo que este escrito es la mejor manera de agradecerte la oportunidad de escribir en un blog al que sigo desde sus inicios. Te deseo lo mejor de cara al futuro. Sigue así y conseguirás todo lo que te propongas. Un abrazo de tu siempre compañero de clase, Seve.
Severiano Real Herrera
Seve Real (derecha), encargado de la 5ª #FirmaInvitadaLIEP, posa con el creador del blog (izquierda).

No hay comentarios:

Publicar un comentario