miércoles, 5 de marzo de 2014

'Democracy is so overrated'.

O, en su defecto y traducido, 'La democracia está tan sobrevalorada'. Sí. Lo ha dicho un político, pero no puedes tomártelo en serio... No cuando el político que lo ha dicho en realidad no existe.
¡Hola, Inspiradores!
Si eres lector asiduo de mi blog, habrás comprobado que hoy toca Recomendación. Si no, no te asustes que el título de esta entrada no es más que una nueva forma de demostrar cómo los guionistas de las Series de los EEUU nos llevan años de ventaja en cuanto a ingenio y desparpajo se refiere. Hoy os traigo una nueva serie a la que podéis engancharos; de hecho yo me enganché a ella la semana pasada y por fin hoy la he podido soltar: Efectivamente, porque no hay más capítulos disponibles para ver.
Si veo dos temporadas en una semana creo que es por algo. Y no me remito a mi afán de tratar de imponeros algo que no os guste... si no porque cuando una serie es buena, lo es de verdad. House Of Cards es muy muy buena.
¿De qué va?
En líneas generales, HoC cuenta los entresijos del edificio que probablemente más interés puede tener una persona del mundo libre. Os hablo de la Casa Blanca de Washington. El hombre más poderoso del planeta se encuentra allí, y el protagonista de la serie, el congresista Francis Underwood (Kevin Spacey) no pretende otra cosa que elaborar meticulosos, gélidos y perspicaces planes para algún día sentarse en el sillón del despacho oval más famoso de todos los tiempos.
No lo hará solo, puesto que cuenta con su esposa, la fiel Claire Underwood (Robin Wright) que le ayudará en todo lo que se proponga su marido, manejando los comportamientos de las personas que están metidas en el tinglado.
El reparto no es maravilloso, pero cada uno cumple su función a la perfección.
Además, hace que la persuasión de Frank sea más destacable.

¿Por qué te interesa tanto, Nacho?
Frank sabe que los medios de comunicación son vitales para conseguir sus objetivos, por lo que decide convertirse en el aliado de la joven y ambiciosa periodista Zoe Barnes (Kate Mara), ofreciéndole exclusivas que desestabilicen e incluso hundan a sus adversarios políticos...
House of Cards es una nueva adaptación de la novela homónima de Michael Dobbs, en la que se basó una miniserie británica en 1990. Siendo una serie dramática desarrollada y producida por Beau Willimon y el propio Spacey, ya cuenta con dos temporadas a través del streaming Netflix, y ya ha conseguido algunas nominaciones en los Premios Primetime Emmy (2013), resultando David Fincher, director de muchos de sus capítulos, vencedor como Mejor dirección en una serie dramática. También Mrs. Underwood (Robin Wright) ha sido galardonada, esta vez con un Globo de Oro, por ser Mejor actriz de serie, un premio que 'quitó' de las manos con mucho mérito a Skyler White (Anna Gunn) en el desenlace de una de las consideradas mejores series de la historia: Breaking Bad.
Este dúo dará que hablar en el futuro.

Un Kevin Spacey sobrenatural y atrevido
Probablemente lo mejor de la serie sea la dialéctica del congresista Underwood. Pero también hay que añadirle a esto el hecho de que en ciertas ocasiones se dirija al público de la serie. Así es, atraviesa la Cuarta pared (lo he aprendido hoy, se trata de la forma de interactuar entre el actor y el que visiona la función, puesto que originalmente se creó en teatro pero pasó a diferentes medios como el cine) y se dirige a nosotros, mostrando un espíritu inconformista unido a una ira calmada que se denota cada vez que arrastra una sílaba. Las miradas de la pareja Underwood transmiten de forma sensacional.

«..La proximidad al poder engaña a algunos a creer que lo ostentan. 
Yo pongo fin a esa clase de pensamiento antes de que empiece.»

A continuación, os dejo el tráiler de la primera temporada. En resumen House of Cards me resulta una serie muy concisa, cada palabra está medida y cada hecho está previsto. Una mezcla de frialdad y crueldad que destapa los mayores secretos de la Casa Blanca de los Estados Unidos de América. Lo único malo que le he visto ha sido lo que tardan normalmente en sacar una nueva temporada un año (cada una de ellas salió en febrero de 2013 y 2014, respectivamente). Pero bueno, la espera merecerá la pena. Kevin Spacey así lo permitirá.
«..A un paso de la presidencia y no he recibido ni un sólo voto. 
La Democracia está tan sobrevalorada.»
Frank Underwood

No hay comentarios:

Publicar un comentario