miércoles, 28 de mayo de 2014

La vida del hermano de un futbolista.


Hola a todos los lectores de La inspiración entre palabras soy Jesús Cañas y mi hermano es el futbolista ex Capitán del Real Betis Balompié y actual jugador del Swansea City de la Premier League, José Alberto Cañas Ruiz-Herrera.
¿Qué decir de esto?
Tiene cosas buenas pero también cosas malas para mí… ¿A quién no le gustaría que su hermano fuera conocido en España por lo bien que juega y por lo buena persona que es?
Desde pequeñito como cualquiera que tiene hermanos estaba todo el día de peleas con el que si por la play, que si se va a jugar, que si no está en casa y quieres estar con él... Desde que se fue al Real Betis con 16 años siempre sentí un vacío en mí. No porque mis padres ni mi hermana no me dieran cariño o no me apoyaran, es solo que cuando un chaval tiene un hermano es totalmente diferente a una hermana. Yo no he podido hacer algunas cosas que cualquiera hace con su hermano, como por ejemplo irse de fiesta con él, no he podido hacerlo porque en un futbolista eso está mal visto y más en la ciudad de Sevilla. No he tenido charlas con él de “mira esta chavala con la que estoy hablando” o mi primera relación sexual, son mil cosas que yo he perdido porque él no ha estado o apoyado en primera línea. 

Mi hermano de capitán en el Real Betis y Beñat con un 'chavalillo que jugaba por primera vez al fútbol'.
Cuando fuimos creciendo poco a poco nos fuimos “distanciando” porque él tenía una vida fuera de casa, cada vez nos veíamos menos veces y menos tiempo y a mí como referente por decir algo me dolía cada vez más y más. No por su culpa sino porque no podía estar con su familia por vivir en un lugar diferente.
Mis padres y yo siempre íbamos a verlo a la mayoría de los partidos que jugaba en Sevilla, desde que estaba en los Juveniles del Betis hasta que dio el salto al 1º equipo del Real Betis. Conocí a jugadores extraordinarios, pero mejores personas, como olvidar a Eumir, Campe, Tomás... (todos ellos del Real Betis C).
Al vérsele los aprendizajes de mi hermano en las categorías inferiores le subieron al
Betis B, esa etapa fue muy emocionante para él, incluso para mí: ver la ciudad deportiva completa animando a esos chavales que daban todo por un ascenso. Recuerdo un partido que fue el mismo día de mi cumpleaños y al acabar el partido después de conseguir la victoria mi hermano me llamó desde el campo y me regaló su camiseta, la cual es mi favorita con el número 4 a la espalda, creo que es el mejor regalo que me ha hecho, no por su valor económico sino por su valor sentimental que al fin y al cabo es lo que se queda. También entablé amistades con otros compañeros que para mí eran buenísimos jugadores los cuales siguen jugando a fútbol ellos son: Álex Ortiz, Toni, Razak, Fran Machado... entre otros.
La familia en Londres disfrutando esta pasada Navidad.
Recuerdo la primera vez que mi hermano fue llamado para la pretemporada con el 1º equipo, fue en Montecastillo, nosotros seguíamos yendo a los entrenamientos para estar más cerca de él y para continuar dándole nuestro apoyo y fuerza en momentos de alegrías y nervios. En uno de los entrenamientos al finalizar el mismo íbamos andando hasta el hotel pero yo estaba algo flipado porque tenía a mi lado a jugadores del Real Betis, que aunque eran jugadores de élite no estaban por las nubes, parecían amigos míos de toda la vida.
Al acabar la pretemporada, llego el día del Debut en Primera División contra un Atlético de Madrid, partido soñado para un futbolista debutar en primera y ante este equipo. Recuerdo que fue un día de feria y aunque yo estaba en el Benito Villamarin atento al partido, en Rota también estaban todos pendientes de él, ya que pusieron televisores en una caseta para ver el partido. Imagino a todos animando al ¨Zarbe¨ (como lo llaman sus colegas, Los del Pino) desde Rota con vellitos de punta y con un copazo en mano, esto es Rota señores y da gusto de ser de este pueblo ya que las cosas buenas se te ven recompensadas por así decirlo.

Ese partido fue espectacular: Mi hermano brilló dando pases, cortando balones, una maravilla, un partido para enmarcar en el que jugó contra Diego Forlán yo estaba emocionado y pensando ¨Ese hijo puta es mi hermano...¨

El tiempo pasó y el continuó demostrando lo que sabía hacer en dos añitos, hasta que se convirtió en titular y siendo el capitán del Real Betis con 25 años. Yo estaba contento pero no tanto como se puede esperar, porque cada vez lo veía menos y ya harto después de llevarme trabajando unos años y estudiando, entre becas y el trabajo, me compré mi coche y con lo que me sobró, para estar más cerca de él (no para vivir como él, o relacionarme con gente importante o jugadores), cada fin de semana lo llamaba y me iba solo Sevilla, a verlo, a hablar con él, a ganarle al FIFA… jajaja. Bueno a algunas cosas olvidadas que hacía con él pero las situaciones no nos dejaron volver a hacerlo en un largo tiempo.
Eso hice hasta que me fundí mucho dinero en visitas, pero cuando alguien quiere contagiarse de algo o volver a tenerlo, el dinero viene y va, no importa lo que se gaste si vas a tener mejora personal, solo con hablar con alguien importante para ti, te da eso.
Los días en Sevilla fueron muy buenos, entre risas y mi hermano llorando por las derrotas contra mí en el FIFA, eran monumentales… Aunque Beñat también se llevó lo suyo.
En esa etapa en Sevilla, esas fueron mis locuras, puede que haya alguna más que ahora mismo no recuerdo, pero me llevo de Sevilla el haber compartido mesa y charlas con Beñat, Adrián, Alex Martinez, Mario, Fabricio, Jorge… y algunos más.
Ahora llega una de las mayores locuras que he hecho por el chavalillo, cuando él firmó por el Swansea City, me dice: ‘¿Quillo, tú me puedes traer el coche hasta galés?’ Y yo: ‘Espera, espera; ¿tú no querrás que me cruce España y parte de Inglaterra por el coche no? Y tan pancho dice SÍ. Yo flipando dije venga no te preocupes que unos días salgo.
Al llegar allí, me quedé asombrado por lo verde, y zonas comunes de jardines, parques y demás… un lugar muy bonito.
Pero esta vez, no lo dejé escapar y le dije que me iba a Inglaterra a vivir con él, para tenerlo más cerca y al menos recuperar algo más de nosotros.
Y así fue me he llevado algunos meses fuera de casa por estar con él y aunque hayamos discutido como cualquier hermano, algo sí que he recuperado de él, y creo que él de mí también ya que hemos estado compartiendo casa, charlas largas… para ¨conocernos¨ algo más y darnos nuestras opiniones que es lo bueno.
Y de vuelta hasta casa me he venido con una gran satisfacción por haber pasado los meses con él, un poco de mejoría en mi inglés y haber conocido tanto a futbolista como Pablo, Pozu, Alvaro, Jordi, Chico, Michu, De Guzman y tengo también mis amistades allí los locos de Fabio, Promise y Claudio...
No es que no esté contento de que tenga su vida como futbolista, pero también a mí me han exigido algo más por tener un hermano ganando tanto dinero y yo tenerlo algo más complicado por los estudios, por ser tan ambicioso y querer conseguirlo todo en poco tiempo, que ya la vida que estoy cogiendo creo que no lo hago por mí, ni por mi futuro sino para que no se diga que yo no hago nada sin mi hermano, y querer demostrar que valgo para algo más.
Espero que les haya gustado este resumen de lo que siente un hermano, bueno esto es lo que siento yo desde primera persona, un abrazo a todos y no dejéis de ver la inspiración entre palabras y gracias por dejarme sacar lo que llevaba tiempo dentro. Un saludo a todos.
Mi regalo favorito.
Jesús Cañas Ruiz-Herrera

1 comentario:

  1. Comunicado del administrador:
    Recientemente me he visto obligado a borrar ciertos comentarios por comportamientos negativos de ciertos usuarios y anónimos cuya actitud no tienen cabida en este blog. Para realizar insultos, visiten otras páginas.
    Un saludo,
    Nacho Liaño.

    ResponderEliminar