martes, 18 de noviembre de 2014

Firma Invitada Nº 11 - 'La 'mente' como fuerza motriz'.

¡Hola a todos, Inspiradores!
¡Vuelve La Inspiración Entre Palabras! Y qué coraje me da repetir tantas veces la misma frase... La verdad es que llevo una rutina bastante absorbente y lo poco que escribo no lo publico aquí. Pero próximamente me encuentro con un proyecto entre manos en el que el blog volverá a estar activo y actualizado semanalmente. 
Mañana es 19 de noviembre. Un día cualquiera, quizás. Pero para este blog no lo es... ¡mañana La Inspiración Entre Palabras cumple 3 años! Y para celebrarlo, hoy cuento con uno de mis mejores amigos, de esos compañeros de vida que saben lo que es tropezar, tropezar y tropezar como un réprobo cabezón. Pero qué bonito es verle aprender, hoy mi amigo Álvaro Arjona nos enseña que hay cosas que más que pensarlas, hay que sentirlas, hay que amarlas... ¿verdad amigo? Gracias por dejar tu huella en mi blog en la víspera de su tercer año de vida. Vosotros, disfrutad de cientos de palabras extrovertidas de parte de un corazón introvertido.

Cómo empezar a escribir sobre algo, perceptible interiormente y de distinta forma según cada persona, intentando no parecer estar dando un discurso infumable y, ni mucho menos,  una lección de vida a los que tengan la voluntad de acabar leyendo esta pequeña, y humilde, 'firma invitada'. En concreto no me refiero a una sola cosa sino a un global, simbolizado en el corazón. ("¡Vaya tostón Álvaro!")
Si no te has enfadado alguna vez con Álvaro es que no eres su amigo.
Muchos textos de reflexiones circulan por las redes sociales, muchas frases 'viajeras' de un muro a otro; y aludiendo a tales, refiriéndome esta vez a los que tapian lo más importante, nuestra fuerza motriz, la 'mente', la de nuestro corazón; haciéndonos reflexionar y dedicarnos un poco de tiempo a nosotros mismos, sin que realmente sirva de mucho ya que lo que aprendemos con estas cosas, que a veces ni es ortografía, ni es nada. Solo nos contentamos con cubrir la satisfacción propia, engañando a nuestra 'mente' y escogiendo o quedándonos con la frase o reflexión que realmente creemos que nos satisfacen. Cayendo en el error de buscar consuelo en frases dichas de ilustres filósofos, escritores, etcétera. Y sin saber que donde realmente podemos encontrar consuelo o ayuda está, aparte de en uno mismo, en otra 'mente', otro corazón, otra persona. El miedo de contar nuestro interior, nuestros sentimientos, nos impide soltar ese 'pellizco' del corazón. Algunas personas acusan al miedo de que te hagan daño sabiendo de ti, otras, a la timidez, pero yo más bien lo acuso a la cobardía del sentimiento de vulnerabilidad que se crea. No todo el mundo es digno de conocer el interior de la 'mente' de cada uno, pero siempre existe alguien, ese alguien especial, dotado de esa sensibilidad peculiar, con la que puedes abrirte y conocer la belleza del corazón. 
Como un tocayo mio me dijo un día, "el corazón todo lo puede". Movido por el amor, el amor a tu pareja, el amor de la amistad, el amor a tu profesión, a tu lucha, todo eso es lo que vale realmente en las personas, lo que personalmente me vale a mí. Nunca hay que dejar de amar, pese a tropiezos, desilusiones, desengaños... Recalco, 'EL AMOR TODO LO PUEDE'. Puede contra la negatividad de las situaciones adversas, contra la pereza e impaciencia 
a la hora de conseguir algo, puede contra el odio, contra el engaño, contra las mentiras, CONTRA TODO. Como los bebés o los cachorritos, son todo amor, son inocencia, no perdamos esa parte, esa esencia, que nos hace, más aún, especiales. 
También decir que en esta vida nunca se deja de aprender, al igual que de amar, y yo, quiero seguir amando, amar a mi 
familia, a mis amistades, a mi lucha, amar al amor, y sobre todo amarme a mí mismo. 

Ya me despido agradeciendo, a un 'periodistucho' como Nacho, lo que hace por amor a su lucha, a su profesión, porque gracias a personas como él sigue habiendo amor en el mundo. "Si se cree y se trabaja, SE PUEDE".

«...NUNCA DEJES DE AMAR.»

Álvaro Arjona Ruiz-Henestrosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario